Home » Reportajes » Escalada
ROCKERAS, escalando hacia la educación y cuidado medioambiental
Foto por:
ROCKERAS, escalando hacia la educación y cuidado medioambiental

Foto por:

Pilar Elorriaga es una escaladora tras una agrupación de mujeres empoderadas que se planteó crear una comunidad femenina para trabajar por la protección del medio ambiente y la naturaleza.

El amor por la escalada llegó a vida de Pilar Elorriaga hace ya 7 años. Se dio en gran medida gracias a la fotografía. La deportista nacional de 32 años trabajaba por entonces en Estados Unidos. Un día decidió un día entrar a una exposición fotográfica que la dejó deslumbrada por su calidad. “¡Quiero sacar ese tipo de fotos! Tiernamente, pensé”, cuenta.

Fue en paralelo que descubrió su nueva pasión; la escalada, tras 10 años compitiendo en taekwondo. Una lesión en sus caderas le impidió seguir. “Me vi obligada a encontrar un deporte que lo reemplazara. Probé la escalada y me enamoré”. Desde ese momento que no ha dejado de lado su cámara cada vez que va a la montaña. Su currículum hoy habla de experiencia en Estados Unidos, Argentina, España y Chile.

En 2018, impulsada por su pasión por la montaña, Pilar creó la agrupación de escaladoras “Rockeras”. De espíritu 100% femenino, el proyecto nace con el afán de juntar a un grupo de amigas para practicar lo que más les gusta: escalar.

“Quisimos darle un énfasis al empoderamiento de las mujeres. De que puedan salir solas y sentirse seguras. De ahí, poco a poco, se transformó en un proyecto medioambiental, pues eso me llenaba aún más”, señala Pilar.

Elorriaga cuenta que, en El Arrayán, donde vive, cerraron un sector de escalada producto de las malas prácticas de algunos escaladores. Aquella situación le ayudó a abrir los ojos para poder trabajar en favor del respeto de la naturaleza, educando y formando comunidad con la gente que participa en Rockeras.

El sábado 7 de noviembre la agrupación organizó una clínica de vuelos, donde se enseñó desde cómo posicionar los pies al caer, a cómo dinamizar y a jamás olvidar que la respiración y la mente son fundamentales al mantener la calma. Se trató de la primera clínica de ese tipo desde el inicio de la pandemia.

¿Qué te inspiró a crear este movimiento femenino que incluye solamente a mujeres?

Me inspiró ver cómo las mujeres nos apañamos entre nosotras, el hecho de querer crear una comunidad femenina y de ver cómo existe esa complicidad cuando estamos juntas. Es algo que no se ve todos los días. No nos sentimos libres de expresarnos cuando escalamos con hombres, lo cual no quiere decir que no nos guste escalar con ellos…. al contrario. Hoy organizamos conversatorios, clínicas de escalada, cursos para aquellas que están recién aprendiendo, y encuentros con quienes llevan más tiempo en la actividad.

¿Cómo trabajan ese fuerte foco que tienen con respecto al cuidado del medioambiente y qué acciones realizan al respecto?

Elegimos para escalar lugares poco conocidos y buscamos zonas con problemas medioambientales que podamos dar a conocer, como lugares con hidroeléctricas, y otras que son zonas de conservación. Por ejemplo, el encuentro pasado, en julio de 2019, lo hicimos cerca de una playa donde se hacía una extracción indiscriminada de algas durante los últimos 10 años, afectando el ecosistema, en un lugar llamado Zoológico de Piedras en Caldera.

Nuestro objetivo va más allá de limpiar la basura en los lugares. Queremos generar conciencia y denunciar situaciones que afecten al medio ambiente. Cada una va eligiendo sus propias batallas. Muchas veces hemos participado con asociaciones, como Acceso PanAm, y con biólogos. Nos dedicamos a investigar los lugares donde vamos y siempre buscamos profesionales en distintas áreas para que nos asesoren y colaboren con nosotras.

¿Cómo puede una mujer que le apasiona la escalada integrarse a Rockeras?

Si nunca ha escalado, la invitamos a tomar los cursos. Si ha escalado, desarrollamos clínicas para que puedan perfeccionarse. Contamos con la clínica de vuelo, de anclaje y de rapel. En cuanto a los encuentros, allí sí pedimos a las mujeres interesadas que postulen. Dependiendo dónde sea el encuentro o la disciplina, como por ejemplo escalada deportiva o boulder, les solicitamos ciertos requisitos para asegurar medidas de seguridad.

En el caso de los encuentros, no se planifican para la enseñanza, sino para compartir juntas y por ello pedimos que las chicas tengan cierto nivel y compromiso, pues vamos a estar constantemente yendo a rocas. Ese es el público objetivo que nos interesa a nosotras. Tenemos que hacer un filtro porque no podemos hacer encuentros de miles de personas, lo cual nos encantaría, pero nos hemos puesto como meta conservar y respetar los lugares y debemos dar el ejemplo. Todas, sin excepción, pueden ser Rockeras, al compartir fotos o participar como voluntarias.

¿A tu juicio, cuáles son las mejores rutas de escalada que existen en Chile, y qué características tienen?

En lo personal me fascina el Valle de los Cóndores, donde hicimos el primer encuentro de Rockeras de escalada femenina en abril de 2018, donde participaron 40 representantes de todo el mundo. También, me encanta su roca de basalto, pues tiene mucha fisura, mucho bloque y una escalada exigente. Frecuento además la Mina en el Cajón del Maipo, que es un lugar de escalada con más placa y súper vertical.

 

¿De qué forma les ha afectado la pandemia en lo que respecta a actividades y planes?

No hemos podido realizar encuentros de escalada femenina. No hemos podido planear nada ni lograr nuevos auspicios. Ha sido todo tan incierto, pero volvimos con todo el power y los cursos están agarrando más vuelo que antes. Tenemos plan de hacer un encuentro más old schoolque va a salir muy bien. Hemos sacado el lado positivo del 2020.

 ¿Cómo se proyectan de cara al 2021?

Estamos viendo si hacemos un encuentro en diciembre, pero no es seguro. Se vienen más cursos y clínicas y en diciembre tendremos dos clínicas. Nos enfocaremos con proyectos de carácter social, de forma más colaborativa y, sobre todo, con la presencia de niños. Esperamos que el encuentro lo podamos hacer, dando a conocer distintos lugares de Chile y que además los podamos proteger.

Fecha: 15 de abril, 2021
Autor: