Home » Columna HD
Conti Orellana – La vida la ves como la construyes
Foto por:
Conti Orellana – La vida la ves como la construyes

Foto por:

Desde pequeña, pensé que la vida siempre iba a ser felicidad y que su ciclo sería un progreso, sin tropiezos ni cambios dolorosos. A medida que fui creciendo, entendí que todo cambia y cada minuto es especial. Nunca imaginé vivir un terremoto, un estallido social, una pandemia y muchos otros acontecimientos desafiantes que me confirman que cada minuto es valioso, que cada cosa que hago tiene un impacto en los demás; para bien o para mal.

En mi día a día, me dedico al deporte en todos sus aspectos, siempre estoy en contacto con eso: el movimiento, ya sea como deportista o como entrenadora. Son cosas que realmente me apasionan y me entregan esa tranquilidad y calma que necesito. El deporte me cambió la vida, nunca imaginé que hacer actividad física sería la mejor parte de mi día a día. Fue un largo proceso llegar a entender que, finalmente, el deporte es todo para mí.

Este camino que he recorrido y que sigo recorriendo me ha regalado personas maravillosas en todo sentido, quienes me han ayudado a llegar cada vez más lejos, a fijarme metas cada vez más altas. Me han entregado buenos valores y momentos de felicidad máxima, como también, momentos de miedo, incertidumbre, y muchos obstáculos que me han hecho entender que de los errores o barreras se aprende, y que después de la tormenta siempre sale el sol.

No ha sido un camino fácil y no lo será nunca. Si no fuera así, la vida sería plana y aburrida, hay que disfrutarla y aprender de ella. El deporte y todas las personas que me han entregado han sido parte de todo este proceso, de mi proceso. Son momentos y experiencias que no quiero absorber y dejar todo lo aprendido para mi, me gusta aportar y entregar esas herramientas a quién las necesite.

Para recibir debes entregar. Mi entrega es a través de los entrenamientos personalizados que hago, es mi manera de abrirle los ojos a muchas personas que no creen en el deporte como una escuela de vida. Es una forma de demostrar que el deporte es un sin fin de aprendizajes; un intercambio de pensamientos. Yo les enseño como también ellos me enseñan, y lo mismo cuando estoy con mis amigos escalando o haciendo otro deporte.

Nunca se deja de aprender de cada persona que te topas en la vida y más si hacen el mismo deporte que tú. El camino del deporte es una elección de vida, que humildemente espero que todos en este mundo supieran que es la mejor educación que pudieras recibir.

Fecha: 3 de junio, 2021
Autor:
Fuente: