Home » Reportajes » Surf
Tips para remar en una tabla de SUP más pequeña
Foto por: Naish Surfing
Tips para remar en una tabla de SUP más pequeña

Foto por: Naish Surfing

Practicar SUP con una tabla más pequeña es algo que casi todos los aficionados a este deporte quieren intentar en algún momento de su evolución. No importa si quieres coger olas con una tabla de SUP surf radical, competir con una tabla de SUP Race muy estrecha, o si eres un rider grande intentando remar en una tabla de paddlesurf con menos volúmen, ya que los problemas y la frustración pueden ser los mismos.

Ya sea una tabla de race, surf, o touring, lo principal no es el estilo ni el tamaño, sino lo dificultosa que resulte para ti, de forma individual. Dar el salto a una tabla de Stand Up Paddle más inestable, puede ser a veces una tarea desalentadora, y mantenerte sobre un SUP pequeño puede parecerte una tarea imposible, pero si tienes en cuenta algunas recomendaciones, te resultará menos complicado.

En nuestro post de esta semana recopilamos los consejos que consideramos más útiles para ayudarte a remar en un SUP con menor tamaño o volúmen. Con esta lectura esperamos facilitarte la transición, y conseguir que tu experiencia resulte más gratificante.

Consejos para mantener el equilibrio en una tabla de Paddle Surf más inestable

1. Mantente en movimiento:
Aunque parezca algo obvio, nunca está de más recordar esta regla básica. Mantener en constante movimiento es lo más importante y lo más efectivo cuando tratas de remar en una tabla poco estable.

Cuando te impulsas a través del agua, la tabla de SUP se mantiene sobre el agua y se eleva ligeramente. Esto hace que el choppy y las ondulaciones del agua, sean más fáciles de controlar, pasando bajo la tabla con un menor impacto en esta.

Además, cuando la tabla de Stand Up Paddle se desliza, también tendrás la ayuda del remo, que mejorará tu estabilidad cada vez que entre en contacto con el agua.

2. Usa tu remo de SUP:
Usar la pala de tu remo para ayudarte a tener más estabilidad sobre una tabla de SUP pequeña es una técnica muy aconsejable, tanto cuando estés parado como cuando te encuentres en movimiento.

Debes pensar en tu remo de paddlesurf como en un bastón, y tener en cuenta que cuánto más tiempo esté la pala en contacto con el agua, más estable te sentirás.

Utilizar la parte trasera de la pala como apoyo es equiparable a utilizar estabilizadores en una bicicleta, y puede suponer una gran diferencia entre permanecer seco o no. Incluso puedes incorporar un giro de pala en tu remada, lo que se conoce como “brace technique”, y que puedes aprender a utilizar en numerosos videos.

El uso de la pala para darte estabilidad cuando estés parado puede ser muy útil, por ejemplo, cuando esperas que llegue la siguiente ola, o cuando estás en la linea de salida de una carrera, esperando que arranque la competición.

3. Posición de Surf
La posición habitual de los pies en la tabla de SUP, suele ser en paralelo y centrados. Sin embargo, si los giras un poco y adelantas ligeramente uno de ellos, de forma similar a cuando surfeas, tendrás más facilidad de reaccionar y adaptarte a las oscilaciones de la tabla.

Manteniendo los pies uno frente al otro, tendrás mejor equilibrio frente a los movimientos laterales, pero no será tan fácil cuando haya movimiento hacia adelante o hacia atrás. Sin embargo, al adelantar y girar ligeramente uno de los pies, deberías ser capaz de controlar todos los movimientos de la tabla más cómodamente.

Esta posición te ayudará especialmente en momentos complicados, como por ejemplo, al realizar los giros de boya en una carrera de SUP race.

4. ¡Agáchate!
En cualquier deporte, doblar las rodillas para bajar tu cuerpo te dará más estabilidad. Cuando hablamos de SUP, la explicación la encontramos en el hecho de que desciende tu centro de gravedad acercándose a la tabla, y por otro lado, tener las rodillas dobladas hace que sea más fácil adaptarse a las ondulaciones del agua.

Remar con las rodillas ligeramente dobladas supondrá una gran diferencia, facilitándo que te mantengas por más tiempo sobre un SUP de menor tamaño. Eso si, prepara tus cuadriceps para un trabajo duro, especialmente durante los primeros intentos.

5. Descansa cuando puedas.
Simplemente mantenerse en pie en un SUP pequeño e inestable, puede ser un entrenamiento físico muy duro en si mismo. Por lo tanto, cuando no estés en movimiento, tómate un descanso. Siéntate y guarda tu energía para cuando lo necesites, por ejemplo, la próxima ola o el comienzo de una carrera.

6. No pierdas de vista el horizonte.
Mirar fijamente a tus pies para asegurarte de que están en el lugar corecto de la tabla nunca es una buena idea, y es muy posible que acabes en el agua si lo haces. Tan pronto como tengas los pies en su sitio, levanta la cabeza y mira al horizonte. Mantener la cabeza alineada con los hombros y las caderas te dará mucha más estabilidad.

7. Pies descalzos
Puede que no lo sepas, pero los dedos de los pies juegan un papel importante para ayudarte a mantener el equilibrio, no sólo en una tabla de SUP, sino incluso en tierra firme. Así que, si no hace demasiado frío, trata de remar con los pies descalzos. Te garantizamos que te sentirás más seguro y ganarás estabilidad.

8. Mantente en forma
​Cuanto más fuerte y atlético estés, más fácil te resultará remar en una tabla de Paddle Surf pequeña. ¡Recuerda que todo el cuerpo trabaja!. Tus piernas se esfuerzan más para mantener el equilibrio en una tabla de SUP con menos volumen que en una mayor.

Todos los consejos anteriores te ayudarán, pero aún así, notarás el esfuerzo después de una sesión en el agua con una tabla poco estable. Correr, andar en bicicleta, o hacer sentadillas, te ayudará a alcanzar tu meta.

9. Practica en condiciones adversas
Remar en condiciones adversas no es fácil, y para la mayoría de nosotros tampoco es agradable. Sin embargo, te recomendamos hacerlo a veces, siempre que encuentres un lugar seguro donde practicar con el mar movido. Incluso si tienes que estar la mayoría del tiempo de rodillas, o te caes cada 30 segundos, valdrá la pena, ya que cuando estés en condiciones más agradables, te sentirás mucho más cómodo y estable en tu tabla.

Esta es una de las formas más rápidas de hacerte con tu nueva tabla, pero aún así te puede llevar un tiempo. Lo importante es que recuerdes no sentirte frustrado si te resulta muy complicado estar de pie en aguas revueltas, ya que esto no es fácil para nadie, y especialmente en una tabla pequeña. Así que, simplemente debes ir preparado para mojarte, y con ropa adecuada para ello.

Aunque al principio pueda resultarte muy complicado, estamos seguros de que eres capaz de remar en una tabla de SUP más inestable. Sólo es cuestión de tiempo, paciencia y mucha práctica. Así que, cuando entres al agua con esa tabla de Paddle Surf más corta o más estrecha, recuerda nuestras recomendaciones y ¡no te desanimes!. En no mucho tiempo estarás remando de nuevo con la misma seguridad.

Si tu ya lo has conseguido, seguro que tienes algunos buenos consejos que estaremos encantados de escuchar. Anímate y déjanos un mensaje para compartir tu experiencia con nosotros. ¡Puede ser una gran ayuda para otros riders!.

Fecha: 8 de junio, 2018
Autor: HoeNalu