Home » Reportajes » Snow
Pieles, la tribu femenina de Los Andes
Foto por: Marcela González
Pieles, la tribu femenina de Los Andes

Foto por: Marcela González

En su tercera versión, este encuentro femenino de splitboard y randonee prepara tres eventos que se realizarán en diferentes lugares aledaños a centros de esquí entre fines de agosto y septiembre próximos, con el fin de introducir de forma práctica a otras mujeres en la práctica de estos deportes, pero también hablar de preservación ecológica y seguridad en la montaña, y compartir rutas y vivencias.

Probablemente haya oído hablar de dos términos relacionados con los deportes invernales: Splitboard y Randonee. El primero consiste en una tabla de snowboard cortada literalmente por la mitad en sentido longitudinal. Transformada la tabla en dos esquís con un ancho de unos 13 centímetros, ambos sirven para progresar sobre la nieve polvo hasta la cima. Al momento de descender, unimos ambas mitades mediante un sistema de cierres incorporados, transformándola de nuevo en una sólida tabla de snowboard de completa fiabilidad.

Por su parte, el Randonee es un término que proviene del francés y cuyo significado es marcha o excursión. Se trata de esquí de travesía, en una modalidad a medio camino entre el alpinismo y el esquí que no depende ni de zonas preparadas o señaladas, y cuyo objetivo es la ascensión y el descenso hacia y desde un pico.

Una de sus principales características es la posibilidad de subir sobre los esquís. Esto, gracias a una fijación especial que permite el libre movimiento del talón para adoptar un ritmo de marcha y subir sobre la nieve gracias a las pieles compuestas de un material que no permite el retroceso. Se trata de la práctica de un deporte al aire libre en lugares donde no cualquiera puede llegar, por lo general, realizado fuera de las pistas de los centros de esquí.

Ambas prácticas suenan poco convencionales, y ambas, precisamente, las elegidas en las dos primeras ediciones del Encuentro Pieles. Iniciado el año 2015, Pieles es un encuentro anual de mujeres convocadas por un sentimiento común de respeto, admiración y compañerismo, así como también un ferviente amor por la Cordillera de los Andes. No solo se trata de una oportunidad deportiva única, sino también de una comunidad empoderada de mujeres reunidas en torno al deporte y nuestra cordillera.

Previo a este tercer encuentro, la organización prepara tres eventos que se realizarán en diferentes lugares aledaños a centros de esquí, con el fin de introducir de forma práctica a otras mujeres en la práctica del splitboard y el randonee.

Las citas se barajan entre Santiago, Corralco y Nevados de Chillán, además esta la opción de la montaña de la Reserva Biológica Huilo Huilo (Región de Los Ríos) y el volcán Mocho Choshuenco. El registro fotográfico y audiovisual es también prioridad para la promoción de estas excursiones, que ya se han presentado en algunos eventos como el Festival Cumbres (con fechas en distintos puntos del país), el Festival de Cine de Lo Valdés y el Backcountry Film Festival de Las Trancas.

El tercer Encuentro Pieles, contemplará un grupo de 15 mujeres que completarán un total de cuatro días de excursión montaña adentro. El primer día se reunirán en un hotel donde alojarán esa primera noche para partir al día siguiente, a primera hora, camino al campamento. Una vez allí deberán armarlo entre todas y disponerlo de una manera segura y cómoda para los tres días de randonee.

En el encuentro se habla de seguridad en la montaña, se comparten rutas, vivencias y por supuesto, extensas caminatas de ascenso. En los tres días se realizarán los registros fotográficos y audiovisuales por parte de las excursionistas y, una vez de regreso en el refugio, realizarán una premiación simbólica.

Si bien aún no han sido determinados los días exactos para la excursión, las fechas serán entre finales de agosto y principios de septiembre. La producción fotográfica estará a cargo de Rodrigo Matus y el registro fílmico de Alejandra Fuentes.

Varios son los objetivos de este paticular encuentro. Si bien el principal es integrar y acercar a mujeres que practican splitboard y ski touring (que suma un heterogéneo grupo entre los 22 y los 40 años integrado por abogadas, ingenieras, diseñadoras, artistas, empresarias, estudiantes, madres y dueñas de casa), otros objetivos se suman a la experiencia.

Las “Pieles” han creado un espacio de aprendizaje y capacitación en deportes de montaña mediante el intercambio de información sobre seguridad y el buen disfrute de los entornos naturales. También han logrado un elevado grado de conciencia sobre la naturaleza y los daños irreversibles en el ecosistema y en las comunidades cercanas, donde testifican la defensa y conservación de glaciares, ríos, bosques nativos y la misma montaña mientras se deslizan en silencio por ella.

El grupo también pretender dar a conocer nuevas rutas e intercambiar información sobre zonas conocidas por cada participante: “Es natural del ser humano ser curioso y querer ir más allá, conocer. Nosotras también, queremos ir más allá y conocer todas las montañas posibles, cada una por su lado va sumando kilómetros y ¡son tantas las maravillas por ver que siempre hay que compartirlo!”, afirma Marcela González, una de las dos organizadoras del Evento Pieles. “Se convirtió en un colectivo de mujeres que vibran con las expediciones a la montaña, eso es Pieles. Todas estamos en contacto constante, más allá de la nieve”, continúa González.

Varios son los logros que este grupo de féminas se ha apuntado en las dos versiones anteriores. Han logrado incentivar la práctica de estos deportes por medio de imágenes y videos de altísima calidad sobre Aguas Calientes en Nevados de Chillán, Cerro Unión y el Cajón del Maipo. También han promovido la realización del encuentro, en cada ocasión, en distintas puntos de la Cordillera de los Andes, ampliar el número de participantes y afianzar la relación entre antiguas y nuevas participantes.

Como si de una tribu se tratase, las “Pieles” funcionan igual: cada año entran 7 nuevas participantes que comparten con 8 antiguas, donde las más sabias apoyan al evento en términos de seguridad, guiado y apoyo en cualquier circunstancia adversa que pudiera ocurrir.

Y de situaciones adversas, las viejas Pieles ya saben. Ninguna olvida la tormenta blanca que las sorprendió a mitad de camino y que las mantuvo caminando 5 horas a ciegas, pero siempre orientadas y, sobre todo, siempre unidas, hasta que dieron con el refugio. La tormenta provocó un cambio en todas ellas, para siempre, donde los lazos fueron más fuertes después, y hasta el día de hoy. La nueva tribu femenina de los Andes.

Para ver el resto de las imágenes, haz click aquí.

Fecha: 3 de julio, 2017
Autor: Alex Ceball