Home » Entrevistas » Surf
Faro Corona, Mehuín y Taltal: los destinos más exóticos para el surf en Chile según Cristián Merello
Foto por: Cristián Merello
Faro Corona, Mehuín y Taltal: los destinos más exóticos para el surf en Chile según Cristián Merello

Foto por: Cristián Merello

Es uno de los máximos exponentes de este deporte a nivel nacional, uno de los diez mejores surfistas del mundo, pero Cristián Merello es también uno de los grandes exploradores de la costa chilena, por espíritu aventurero y por su trabajo como realizador audiovisual y documentalista. Viajó desde Arica hasta la Patagonia buscando los paisajes y las olas más espectaculares del país, visitó cada rincón, estudió condiciones climáticas y marejadas para mostrar el máximo potencial de cada lugar, y recorrió zonas hasta entonces inexploradas por este deporte. Acá nos cuenta qué encontró.

Cuando Cristián Merello (34) era apenas un niño, el Hotel Chile España que dirigía su madre era el sitio preferido para hospedarse de los surfistas que por entonces llegaban a Pichilemu. Ellos fueron los primeros que lo incentivaron a practicar este deporte, en el que se inició cuando a los 11 años su mamá le regaló su primera tabla y empezó sus primeras prácticas con un equipo de brasileros.

Desde entonces nada lo pudo separar de las olas, ni siquiera el año que alcanzó a estudiar Arquitectura en Iquique, carrera que dejó cuando empezaron a llegar los auspiciadores importantes para financiar su carrera como deportista. “En un comienzo fue complicado hacer entender a mis padres porque no había ningún profesional, fue muy difícil, pero con el tiempo se dieron cuenta que era mi pasión, que lo estaba haciendo con muchas ganas y me apoyaron en todo”, recuerda hoy.

Una pasión que no solo terminó transformándolo en uno de los mayores referentes deportivos del surf nacional, sino que además es uno de los principales embajadores y recopiladores audiovisuales de esta actividad, con al menos seis películas a su haber desde Sin Sentido (2008).

Dueño de un profundo deseo de aventuras, ha explorado prácticamente toda la costa de Chile buscando las mejores olas, lo que lo han llevado a ser catalogado, en algunos artículos, como “El cazador de olas salvajes”.

“Me conocen así por el espíritu aventurero que siempre he tenido y también porque nuestro país, Chile, que tiene una costa gigante, la mayoría de sus lugares son vírgenes y las mejores olas están en sitios no muy conocidos. Siempre me llevó el espíritu de poder encontrar olas, poder surfearlas y la misma Costa de Chile fue formando mi estilo de surf, que es un surf de olas grandes”, afirma.

Santos del Mar, la Ola Salvaje

A diferencia de muchos surfistas, Merello dejó de correr olas normales para buscar la máxima adrenalina que entregan las big waves. Crecer y surfear en Punta de los Lobos, donde las olas pueden alcanzan fácilmente nueve metros en algunas épocas del año, influyó en esa decisión, en la que se inició junto a Ramón Navarro, quizás su mayor compañero de exploración.

“La idea era poder surfear olas grandes en Chile. Me acuerdo que en 2005 entró la primera marejada gigante, entramos Ramón y yo, éramos los únicos surfistas, esperamos la calma de las piedras para entrar y surfeamos los tres días, fue increíble sentir la energía del mar, ese fue mi primer comienzo en la ola grande”.

Esa ruta lo llevó a ganar el Ceremonial de Punta de Lobos en 2010, tras recuperarse de una lesión a la rodilla tras una caída en el mismo campeonato el año anterior. “Fue como un trampolín para mi carrera deportiva”, dice Merello: en 2015 logró quedar entre los diez mejores surfista del mundo y pudo entrar al Circuito Mundial de 2016, donde compitió con los mejores representando a Chile y Latinoamérica.

Pero el éxito deportivo no mermó en nada su interés por descubrir nuevos lugares. “Lo he hecho por mucho tiempo. Ahora estamos haciendo expediciones a la Patagonia, ya exploré casi todo Chile insular. Ha sido increíble ser pionero en esto y dar a conocer los lugares hermosos que tenemos en nuestro país. He descubierto olas pequeñas, como también olas gigantes, como Santos del Mar, que es la ola más salvaje que se ha encontrado en Chile y Latinoamérica”, afirma.

En 2008, cerca de Loanco (Séptima Región), Merello detuvo su camioneta en el camino costero para ver como, dos kilómetros mar adentro, se formaba una ola descomunal. Junto a Ramón Navarro, con quien trabajaban en un proyecto para encontrar en Chile la mayor ola del planeta, estudiaron la zona, la rompiente, las mareas y el fondo marino, hasta que encontraron las condiciones ideales para internarse a surfear. Lo que encontraron fue una ola tubular de ocho metros de alto que no se achataba nunca, como en ningún lugar del mundo. El gran hallazgo, el tubo perfecto. La ola salvaje.

De Arica a la Patagonia

En 2013, Merello estrenó su película Tierras Lejanas, para cuyo rodaje recorrió durante 18 meses la costa de Chile desde Arica hasta la Patagonia buscando los paisajes y las olas más espectaculares del país. Visitó cada rincón, estudió condiciones climáticas y marejadas para mostrar el máximo potencial de cada lugar, y recorrió zonas hasta entonces inexploradas por este deporte buscando recopilar el primer registro de alta calidad de las olas nacionales. Un trabajo que repitió en su siguiente proyecto audiovisual, el documental Mares del Sur (2015).

“Ha sido increíble realizar estos proyectos audiovisuales. La pasión siempre ha existido, esto comenzó por poder mostrar el surfing que hay en Chile. Es maravilloso poder mostrar nuestra región, ganamos premios con Tierras Lejanas en Brasil, Francia y Alemania, y también ganamos con Mares del Sur”, asegura orgulloso.

¿Qué encontró Merello tras recorrer miles de kilómetros de costa y de paisajes nuevos? Como dice él, olas pequeñas, olas gigantes, y olas salvajes. Pero después de explorar prácticamente toda la costa, hoy considera a Chiloé, Mehuín y Taltal como los tres destinos más exóticos de Chile para la practica del surf.

“En primer lugar está Chiloé, en Faro Corona hay una ola muy austral, con mucha vida. Ya el cambio de pasar de Chile continental a Chiloé es muy grande. Chiloé es muy hermoso, precioso. Mucha embarcación, mucha vida de mar. Ahí está la ola que revienta en las piedras, que es una ola muy buena, que funciona mucho en verano y se puede practicar el surf muy bien y el viaje es espectacular”.

“Después viene Mehuín, Región de Los Ríos. Es un lugar increíble, mucha comida, bastante peces, es muy barato, los locales son muy simpáticos, son muy buena onda y acogedores, la ola tiene mucha calidad porque baja todo el viento del río Mississippí y realmente forma un tubo muy muy largo, es un destino increíble”.

“La tercera está en la zona de TalTal, en TalTal hay una ola que está muy buena. El desierto de la zona es maravilloso, hay muchos cactus, es seco, hay muchas formas de piedras, es como estar en la luna, se ven muy bien las estrellas, es un lugar asombroso”

Con el objetivo de continuar entre los 10 mejores del mundo, el surfista chileno se encontraba en México, Puerto Escondido desde donde nos atendió, en espera de una marejada, posteriormente regresó a Chile para participar en el Ceremonial de Punta de Lobos y seguir preparándose a los dos campeonatos que le quedan en Portugal y Hawaii, allí espera realizar su mejor ola para entrar en los Big Wave Awards, que es un campeonato de clasificación para el Big Wave Tour.

Por último Merello agradeció a todos sus auspiciantes, ya que con su apoyo todo ha sido posible.

Fecha: 14 de septiembre, 2017
Autor: Alejandra Caballero