Home » Entrevistas » Skate
Bruno Zlatar y su camino al bronce panamericano
Foto por:
Bruno Zlatar y su camino al bronce panamericano

Foto por:

Sin apoyo financiero, el joven skater de 14 años se las arregló , gracias a su familia, para estar presente en los Panamericanos de Lima. El resultado: una medalla de bronce para Chile.  

Por Cristian Jara B. Fotos: Mirko Zlatar

No es un misterio que el sendero de los deportistas nacionales está repleto de dificultades. Sobre todo si hablamos de una disciplina como el skate que, a pesar de ser cada día más popular en Chile, todavía no cuenta con la atención ni menos con el apoyo que se merece.

Pero a pesar de las carencias que puedan existir en el medio, existen luces de esperanza; casos como el de Bruno Zlatar, un joven de 14 años que a pesar de no contar con financiamiento para poder viajar a representar a Chile en el Campeonato Panamericano de Lima, logro quedarse con una medalla de bronce a costa de puro esfuerzo, perseverancia y pasión.

Un ímpetu que se retrata en cada una de sus palabras, y que demuestra que el espíritu de muchos deportistas nacionales que enfrentan situaciones similares es inquebrantable.

Tu camino en el skate comenzó desde muy pequeño, cuéntanos de tus inicios

Vivíamos en España y mi papá nos enseñó a mí y a mi hermano a andar en snake, una especie de skate de dos ruedas. Al volver a Chile, nos compramos nuestra primera tabla. En el colegio teníamos un taller de skate street, y además estaba en los inicios el Underpark, ahí fue donde tomamos nuestras primeras clases en rampa.

¿Qué es lo más le gusta de patinar?

Lo que más me gusta es que siempre existe un truco nuevo que aprender y uno que mejorar. Siempre algún amigo tiene ganas de andar. Me gusta el que tenga amigos de todas las edades con los que puedo aprender.

Tu vía hacía los Panamericanos de Lima fue difícil, cuéntanos como fue el proceso

Sí, para llegar a los Panamericanos fue un largo camino. Hace más de un año, la Federación de Skate hizo una convocatoria abierta a todo Chile, en el Estadio Nacional. Yo decidí viajar a Santiago a probar suerte, y luego de unos días me dijeron que estaba dentro de la pre selección de cadetes, y ahí comencé a tomar todo más en serio. Mi mamá estuvo todo el año llevándome a los entrenamientos desde Maitencillo, donde vivo, a los distintos skateparks de Santiago. Fue un año de mucho esfuerzo, viajando cuatro horas en total después del colegio. Fuimos a casi todos los entrenamientos, porque sentía que estaba progresando rápidamente y mi familia estaba apoyándome en el deporte.

¿Y qué pasó con el apoyo oficial? 

Se hizo una clasificatoria para viajar a los Juegos Panamericanos de Lima, en los que finalmente obtuve el tercer lugar. Pero no me financiaron el viaje, solo conté con el respaldo de la federación para representar a Chile, pero yo tuve que conseguir el financiamiento para viajar. Yo no tengo auspiciadores grandes, solo unos amigos muy buena onda que me apoyan con ropa de una marca llamada Amphibian. Mis papás financiaron todo.

Es decir, la medalla es absolutamente un mérito propio, ¿es tu mayor logro? 

Yo creo que estoy en mis primeros pasos en el deporte competitivo, y estar en la selección de Chile y compartir entrenamientos con grandes deportistas y amigos es un gran logro. Pero sí, el máximo es este bronce panamericano.

¿Cuáles son las principales barreras con las que te has encontrado?

Creo que lo principal es que vivo en Maitencillo, donde es difícil entrenar skate. Lo más complicado es viajar y gastar tiempo y dinero en ir a Santiago.

¿Qué es lo más complicado de dedicarse al deporte? 

Tal vez lo complicado es dejar algunas actividades de lado, como la música y algunas cosas del colegio. También el esfuerzo económico que hace mi familia para ayudarme en esto.  Sin embargo, siento que dedicarme al deporte no ha sido complicado para mí, tengo la suerte que mi familia me apoya en esto.

¿Cómo ves el desarrollo del skate actualmente?

En Chile se avanza todos los días y existen grandes deportistas, pero en mi disciplina ‘park’ falta infraestructura y bowls de calidad. Cuando me ha tocado viajar a Estados Unidos y Brasil me doy cuenta de que los skatepark son muy buenos, y sería más fácil si mejorara la infraestructura de acá.

¿Cuáles son tus referentes en el skate?

En plano nacional, Benja Pérez y Mathias Torres. En el internacional Pedro Barros y Curren Caples.

¿Cuáles son tus proyecciones?

Yo quiero ser skater profesional y vivir de esto. Estoy empezando a trabajar para eso. Por ahora entrenar y ver que pasa más adelante, y ojalá ir a estudiar la universidad a España y poder patinar allá.

Fecha: 17 de enero, 2019
Autor: