Home » Columna HD
Thomas Grob – El desarrollo del Freeride en Chile
Foto por:
Thomas Grob – El desarrollo del Freeride en Chile

Foto por:

Por Thomas Grob

 

El hablar de Freeride no es sólo hablar de una disciplina más del ski, y tampoco de una moda pasajera que vive su minuto de fama entre los más jóvenes. Muy por el contrario, es una nueva forma de ver y disfrutar la montaña, más genuina, más aventurera y, que si se hace sin la educación necesaria, ciertamente más riesgosa que el tradicional esquí en pista.

Ese contacto especial con la naturaleza, más directo y menos controlado, es el que hace que el Freeride sume más adictos, y no sólo entre los jóvenes. Cada vez se ve como esquiadores de todas las edades van en búsqueda de esa línea “powder” limpia y sin rallar, y se adentran en terrenos que antes eran sólo para los locos o expertos.

Sí, hoy el freeride es más que una moda. Es un cambio radical que revolucionó la industria del ski en todo sentido: en la fabricación de la indumentaria, en la operación de los centros de ski y nuevamente en lo más importante, en la forma en que disfrutamos de la montaña. En cierto sentido, es volver al origen del ski, encontrarse y disfrutar de la montaña en su estado natural

La historia comienza hace siglos, cuando nació el ski hace y cuando todo era, por defecto, Freeride. Sin embargo, fue a mediados de los años 90 cuando pioneros como Shane Mc Conkey, Craig Kelly Scot Schmidt, entre otros, le fueron dando vida al movimiento y cultura que conocemos hoy.

Y a fines de la década del 2000 comenzaron a ocurrir los primeros eventos de importancia mundial de esta disciplina en Chile. En La Parva tuvimos la suerte (y las ganas) de ser la sede del Freeskiing World Tour el año 2009, con figuras como JT Holmes, Julián López, Griffin Post y Jess McMillan, quienes en su momento eran los mejores exponentes a nivel mundial de la disciplina. Fue en este evento donde tuvimos el privilegio de ver al gran Chopo Díaz, uno de los precursores del freeride en Chile, ganando una de las fechas del FWT.

Con ese mismo espíritu de la innovaciónn en 2010, 2011 y 2012 creamos y organizamos en La Parva los míticos Eye of the Cóndor en sus versiones I, II y III. Con esos eventos logramos una proyección y realce internacional, ya que  contamos con figuras de la talla de Seth Morrison, Sean Petit, Pep Fujas, Ingrid Backstrom, Cris Davenport y Jeremy Jones.

Algunos de ellos compitieron, mientras otros compartieron sus experiencias y visiones sobre el freeride; desde el inicio no sólo queríamos tener las imágenes y videos de los mejores esquiadores del mundo andando en La Parva, sino que queríamos aportar a la educación y difusión de este deporte de forma responsable entre nuestra comunidad.

Volviendo atrás, cuando se nos presentó la oportunidad de realizar el FWT, inmediatamente aparecieron las advertencias de prohibir el freeride por los riesgos que involucra. Y aunque estuvimos tentados a hacerlo, prontamente primó la visión de que esta tendencia era demasiado potente, que era imparable, por lo que nuestra responsabilidad como actores relevantes en la industria no podía ser mirar para otro lado, sino que aportar a educar y a hacer este deporte cada vez más seguro. Este fue el principal hilo conductor que nos guió durante esos años y esos eventos: había que abrazar la situación y hacernos cargo.

Hoy, casi 10 años después, es importante que todos mantengamos a la seguridad como el eje principal de nuestro actuar frente al freeride. La belleza y el disfrute de esquiar una ladera de nieve honda es un magnetismo irresistible al que cada vez más niños se adentran. Muchos, desde el desconocimiento, ven sólo nieve natural, y como algunos dicen: si es natural, es bueno.

Lo cierto es que el salir fuera de pista requiere educación, mucha educación. Requiere conocer y respetar la montaña para tomar riesgos medidos que no terminen en tragedias. Hoy todos los actores relevantes, esquiadores, operadores de centros de ski, educadores, debemos entender que el freeride no se mira desde lejos y tenemos que actuar activamente en apoyar la educación de esta disciplina, pues los que están allá fuera no sólo pueden ser nuestros clientes, sino que nosotros mismos.

Fecha: 29 de agosto, 2018
Autor:
Fuente:
Compartir: