Home » Columna HD
Razones del cierre de El Arrayán (Bosque Mágico)
Foto por: Lucho Birkner
Razones del cierre de El Arrayán (Bosque Mágico)

Foto por: Lucho Birkner

Numerosos problemas y acciones desencadenaron el triste cierre de El Arrayán o como es conocido por muchos el “Bosque Mágico”. La idea de estas líneas es hacer que pongamos nuestro granito de arena para ser la voz del bosque y estar en contra de los irrespetuosos.

Todo comenzó el año pasado entre finales octubre y comienzos de noviembre. Yo estaba en Argentina y me llegó un mensaje a mi celular de la Sra Bernardita (cuidadora del bosque) junto con una foto de gente llevando en una camilla a una chica, la foto era justo frente a su casa. Le dije que apenas llegara a Santiago me daba una vuelta para que conversáramos.

Ya cuando regresé a la ciudad decido ir a ver el tema, me llega otro mensaje al cel y de mera coincidencia era de la chica que había tenido el accidente, yo no la conocía… Me escribió que ella había sido la chica del accidente y que estaba muy preocupada, pues pensaba que por su culpa iban a cerrar el bosque, y estaba muy apenada. Yo hablé con ella y lo primero que le pregunté era cómo había sido el accidente, ella respondió que en ningún momento por el mal uso del equipo o por inexperiencia, solo un vuelo con péndulo, con un final de mala suerte, así le dije que estuviera tranquila, que son cosas que pasan y que a cualquiera le podría haber pasado.

Así fue que me contó, que cuando la ambulancia llegó a los pies de su casa se armó un alboroto, donde ellos no entendían nada y cuando ellos, que son gente de campo se alteraron un poco, recibieron bastantes peleas de vuelta donde la más fuerte vino de uno de los escaladores que les dijo: LES VAMOS A VENIR A QUEMAR LA CASA!

Este episodio agotó la paciencia de los cuidadores (Don Jose y la Sra Bernardita), quienes ya tenían bastante tiempo aguantando numerosas faltas de respeto por parte de los escaladores en el mismo frente de su casa. Todo esto los llevó a decidir cerrar el acceso al Bosque Mágico por su puerta, decisión que encontré correcta pues venían hace años posponiendo y yo mismo veía como pasaban este tipo de faltas de respeto, incluso ya estaba chato de ver el bosque lleno de basura, botellas, fogatas, gente haciendo asados, escaladores asegurando pésimo.

Don José pensó en cerrar el acceso a los escaladores por un mes para dar un mensaje, esperando que todos aprendieran de sus errores. No me quedó más opción que apoyar la decisión y ver qué pasaba durante ese tiempo. Durante el primer mes que cerró, Don José y su Sra decidieron hacer una entrada alternativa solo a 10 mts a la derecha de su portón, camino que llevaba al bosque y que iba pasando por arriba de la ladera, saltando la entrada de su casa y agarrando el mismo sendero un poquito más adentro.

Realicé un viaje a México que se extendió por 4 meses y es allí donde todo se complicó. Estando de viaje me llegaron bastantes mensajes de escaladores para ver si sabia en qué estaba el tema del bosque, otros preguntando qué estábamos haciendo para solucionar el tema, unos preguntaban qué pasaba, pero lo que más me preocupó fue recibir comentarios diciendo: “Lucho supiste lo que pasó”, “Oye supiste esto”… Yo no sabía nada, pues estaba en otra, pero sí podía sentir lo que pasaba.

Nadie estaba respetando la decisión de que el bosque y sus cuidadores descansaran, más pena me daba darme cuenta de que todos esperaban que yo hiciera algo, como si fuera el dueño o algo así, siendo que no soy más que un escalador amante de esta zona, de su progreso y cuidado.

Al regresar a Chile no quise hacer mucho, pues estaba enojado con la comunidad, no entendía cómo habían llegado hasta este punto, donde lo único que me había dicho a mi don Jose es que cerrarían el portón por un mes y nunca imaginó que la gente lo saltaría a toda costa. También vi que yo era un perjudicado de todo esto, pues hace 6 años me vine a vivir a pasos del bosque, convirtiéndolo en mi patio, lugar donde podía salir a trotar en las mañanas y escalar en las tardes, cuantas veces a la semana quisiera.

Este bosque es el lugar en el que puse más de 12 años de energías para abrir sus rutas, crear proyectos de conciencia ambiental y ahora por todas esas acciones estaba cerrado, con candado, con rejas y con letreros que decían “No pasar” y la culpa era gran parte mía, porque yo fui parte de su desarrollo, fui parte de los videos y de sus 100 rutas de hoy en día, fui parte de que se hiciera conocido…. Fui parte de su involución.

Decidí ir a estacionarme fuera del portón para intentar pillar a los cuidadores, por nada del mundo iba a saltarme la reja, fueron al rededor de 5 días en una semana que hice lo mismo hasta que por fin apareció la Sra Bernardita y me explicó todo lo sucedido: “Luis, nosotros siempre desde el día en que vivimos acá, hemos dejado el portón abierto las 24 horas del día para que los escaladores pasaran cuando quisieran, siempre han sido buena onda y nos caen muchos muy bien y nos relacionábamos con ellos pero los últimos años todo ha cambiado. Es mucha la gente que sube, muchos solo suben a caminar, a hacer fiesta y fogatas, etc; este ya no es un lugar solo de escaladores y cada vez hemos tenido más y más problemas, ya no es lo mismo”.

“Miles de veces pasaba gente frente a nuestra casa, mientras nosotros estábamos con los caballos y ni un “HOLA” recibimos, gente pasando por nuestra casa, en nuestras narices y ni un HOLA, imaginate. Gente que venia con su perros, les pedimos que por favor no vinieran más con ellos, pues nosotros teníamos los nuestros y se peleaban con los de los escaladores, más aún el ruido que hacían dichas peleas en las bajadas en las noches era horrible… Sin decir más, estaban conscientes de que arriba habían especies que era mejor no mezclar con los perros, pedía eso a gritos y los escaladores (no todos) lo único que hacían era buscar pelea y seguir su camino con sus perros hacia el bosque”.

Don José y la Sra Bernardita tuvieron que pasar por muchos momentos desagradables. Día a día Don José debía bajar del bosque con bolsas de botellas y papeles que eran dejadas por los escaladores. Una vez robaron un auto afuera y el padre del niño les amenazó con demandar (siendo que afuera es público), otro día en un accidente el padre de una niña también dijo que demandaría (cuando la niña nunca pidió permiso para ingresar).

Aunque las demandas nunca se hicieron, sí asustaron a los cuidadores que nada tenían que ver. Después cuando dijeron que iban a cerrar el Bosque Mágico yo mismo pille dos papeles con caca apoyados en la muralla de su casa, la Sra bernarda los vio y yo los retiré con una bolsa, alguien los había dejado allí para provocar.

Las cosas continuaron empeorando, durante el primer mes de cierre Don José y la Sra Bernardita deciden abrir una paso a 10 metros más a la derecha de su portón (el cual dejan con candado). Algunos escaladores comenzaron a usarlo, pero otros no y empezaron a saltarse la reja para pasar por la casa de los cuidadores, muchas veces irrespetándolos y dirigiéndose a ellos de forma no adecuada.

Don José y la Sra Bernardita son gente sencilla, de campo, que lo único que han pedido es respeto y buena onda. Ellos muchas veces han guardado compostura, otras veces la han perdido, pero es normal… Somos humanos y si golpeas fuerte muchas veces, fuerte te golpearán alguna vez.

Hoy en día ellos están en una parada positiva, obvio que quieren que escalamos, pero también están sensibles, pasados a llevar, además las ordenes ahora vienen del dueño, no de ellos. Por lo que es poco lo que ellos pueden hacer, la decisión final no es de ellos.

Les pedí que hablaran con el dueño y le comentaran que había un escalador que quería ponerse en contacto con él para ver cómo en conjunto podían solucionar el tema y hacer de estos errores un aprendizaje. El dueño les dijo que hiciera una carta, presentándome y hablándole un poco del tema, pidiendo disculpas y lo que más quisiera decir.

Obviamente le presté un sinfín de opciones que se podrían acatar y hacer cumplir por la comunidad, ya veremos cual le gusta más.

No soy más que un amante de la escalada en roca y su naturaleza, soy uno más, y pido por favor que se respete este tiempo de paz para nuestro amado Bosque Mágico para su gente local que vive ahí y para todo lo que conlleva la magia de este. Ya llegará una respuesta y se tomarán algunas medidas respecto a ella, para que como comunidad esta vez hagamos todos juntos las cosas bien y seamos conscientes.

Fecha: 20 de junio, 2018
Autor: Lucho Birkner
Fuente: Lucho Birkner