Home » Columna HD
Lucho Birkner: Raíces algo que nunca podrás cortar
Foto por:
Lucho Birkner: Raíces algo que nunca podrás cortar

Foto por:

Desde que comencé a escalar siempre fui muy curioso de todas sus ramas. Solo quería escalar, daba igual la disciplina, de hecho ni siquiera las dividía, para mi todo era escalada.

Así, saltando de un lugar a otro, me comencé a cuestionar cada vez más cosas, ¿de dónde salían esas rutas que estaba escalando, quién se había colgado ahí a armarlas y cómo? obviamente, pues poco entendía del asunto y siempre quise agradecer.

Me preguntaba siempre quienes habían estado antes que yo en esas paredes en tiempos totalmente distintos, pero con una misma motivación y pasión a la que yo me estaba adentrando. Gracias a estas preguntas me convertí también en un buen investigador de mis curiosidades .

Así, pregunté, leí y averigüé acerca de todas mis dudas.

Montañistas, escaladores, instructores, pioneros, antepasados a nivel nacional y mundial, pues si quería meterme en esto de equipar y ser un escalador completo, tenía que saberlo todo y más aún respetar y valorar la historia de lo que me estaba embarcando.

Respeto, valoración y mantener viva la historia fue algo que marcó mi primer principio para adentrarme en la escalada, y el día de hoy puedo decir que soy un fiel a éstos.

No podemos olvidar quienes estuvieron antes que nosotros; no podemos ir a una zona y no saber quiénes fueron sus equipadores; no podemos no saber quiénes hicieron sus primeros ascensos y quiénes se rompieron el lomo antes que nosotros para que hoy día nosotros podamos acceder tan fácil a rutas limpias, con grados y con información por todos lados .

No podemos ser escaladores comprometidos y no saber quién es un Andres Zegers , Dario Arancibia, Pepe Edwards , Juanjo Fernandez, Claudio Retamal, el Tuco, Riobo, Felipe Gonzalez o un Carlos Concha en Chile.

No podemos no saber quienes vienen detrás de ellos , o simplemente un poco más adelante como un Cristian Carreras, Poeta Vidal, Nicolas Gutierrez ,Matias Meyerholz, Seba Rojas , Tomas Contreras ,Benja Lira , Carlos Cajas, Benjamin Azocar, Rod, Pablo Cortez y Lopez , los Ravanales o mis grandes hermanos: los Señoret y muchos más que seguramente ni sabemos el nombre porque se han mantenido a las afueras de los medios comunicativos , pero que han hecho de la escalada lo que hoy disfrutamos.

No podemos creer que todo lo que vemos hoy apareció por arte de magia y que nuestros ídolos son solo los que más fuerte son o los que más aparecen en los medios, pues hay unos que dejaron de ser tan fuertes por armar todo lo que tú conoces y disfrutas hoy.

Recordemos que detrás de cada ruta que escalas hay un ser humano que el día que armo dicha ruta, tiene una gran anécdota que contar.

Es importante en Chile mantener el nombre de los equipadores, primeros ascensionistas y pioneros vivos en libros, noticias y topos… pues cada ruta tiene un cuento que cada nuevo escalador debería leer y entender. Así, la escalada deja de convertirse solo en un deporte y se convierte en lo que es en muchos lugares del mundo, HISTORIA.

Es esta historia además la que marca una base para las nuevas generaciones de cómo actuar al llegar a una zona, la ética del lugar o donde y cómo equipar nuevas rutas. Siempre deberíamos informarnos y respetar cómo estos maestros hicieron las cosas antes para nunca pasar a llevar las RAÍCES.

Hoy en día es fácil conocer a los que están haciendo grandes cosas y logros, pues las redes sociales andan a mil por hora. Pero, ¿qué pasa con los que hicieron mucho más antes de que estas redes existieran?, ¿los olvidamos?, ¿los ignoramos?

De alguna u otra manera debemos ser nosotros la voz de esos grandes maestros y traerlos día a día a nuestro presente, pues sin ellos, nada somos.

Agradezcamos siempre que nos cruzamos a uno de ellos y valoremos infinitamente el legado que nuestros inspiradores han ido dejando. Finalmente somos como un árbol, donde sus raíces no se ven, están escondidas, pero son la base algo firme, frondoso y que gracias a ellas lo que vemos sobre la tierra es hermoso.

Si de alguna manera las arrancamos, todo se derrumbaría y perderíamos la verdadera esencia. Si quieres realmente conocer un árbol, empieza por sus raíces, pues ellas, nunca podrás cortar.

Fotos: Carlos Lastra

Fecha: 12 de febrero, 2019
Autor:
Fuente: