Home » Columna HD
Juan Pablo Mohr – Aprender a subir montañas
Foto por:
Juan Pablo Mohr – Aprender a subir montañas

Foto por:

 

Por: Juan Pablo Mohr

En mayo pasado realicé una expedición al Dhaulagiri, una experiencia de mucho aprendizaje que, más que haber fallado en hacer la cumbre, la tomo un logro y un crecimiento en los aspectos humanos y de las decisiones que hay que tomar en la montaña. Al final, la montaña es siempre la que manda, no hay que confiarse, hay que ser siempre precavido, tomar buenas decisiones y tener respeto por la naturaleza. La montaña es la que manda, hay que hacerle caso y no pelear contra eso.

En una expedición siempre es fundamental tenerle confianza a la cordada: no necesita trabajar en equipo, y al final del día la cordada es tu hermano, la persona a la que le confías tu vida, la más importante. Y tienes que acompañarlo siempre. Una de las decisiones que tuve que tomar en el Dhaulagiri fue tener que devolverme el día de cumbre porque mi compañero estaba deshidratado. Fue una decisión difícil pero que tenía que tomar. Yo me sentía muy bien física y mentalmente para poder seguir, pero mi cordada no lo estaba, así que lo acompañé para que llegáramos ambos sanos y salvos abajo.

Todos podemos subir montañas, solo hace falta tener las ganas. Tenemos múltiples espacios donde empezar con esta práctica, no solo en Santiago, en todo Chile. Nuestro país es un país de montañas, están allí para nosotros, podemos entrenar y prepararnos en ellas, pero tan importante como las ganas es prepararse bien. Hay que aprender cómo subir, cómo ir seguro y no salir a cualquier montaña sin saber de rescate en grietas, cómo encordarse, cosas básicas pero fundamentales de conocer para andar seguro.

Cuando era chico tuve una experiencia complicada, me perdí en un volcán subiendo y cuando estaba bajando se me nubló todo, se puso a nevar y no veía más allá de un metro. Había cometido el error de no avisarle a nadie, me fui solo y estuve como cinco horas perdido. Nadie sabía dónde estaba, así que si no hubiese encontrado el camino de regreso no estaría contando esto. Hay que tener mucha precaución, informarse y avisarle a la gente cuando uno va a la montaña. Y como dije, prepararse antes para todas las dificultades que se pueden encontrar. Hay montañas más técnicas que otras, y de eso depende la preparación y los conocimientos necesarios para subirlas con éxito.

Como dije, esto se puede aprender practicando en la Cordillera, primer en cerros más simples para luego avanzar hacia lo más complejo. Y solo bastan las ganas. Pero también se puede empezar practicando en la ciudad, aprovechando los pocos espacios gratuitos que hay para ello. Como fundador de la Fundación Deporte Libre, aprovecho de invitarlos a iniciarse en los Silos del Parque de los Reyes, donde recuperamos espacios que estaban abandonados y los transformamos en infraestructura deportiva pública, o sea, gratuita para la gente. Allí tratamos de traer la montaña a la ciudad, para que luego la gente salga de la ciudad hacia la montaña. Un proyecto y un lugar que hoy es el fiel reflejo de mi vida.

Fecha: 29 de agosto, 2018
Autor:
Fuente:
Compartir: