Home » Columna HD
Jean Michel Varnier – De la Calle al Cerro: Trail Running
Foto por:
Jean Michel Varnier – De la Calle al Cerro: Trail Running

Foto por:

Correr por el cerro aporta cosas que claramente el running de calle no lo hace, la transición del asfalto a la montaña es algo totalmente emocionante y es que no hay dos caminos iguales, incluso el mismo sendero es diferente de una época del año a otra.

A continuación, trataré de explicar en palabras simples las principales diferencias entre el Running de Calle y el Trail Running además entregar algunos tips básicos para aquellos que quieran hacer un cambio o simplemente probar esta disciplina.

Desnivel y superficies

Para empezar, el primer gran cambio es la superficie por la que se corre. Dejamos el asfalto para empezar a correr (a veces caminar) en una gran variedad de nuevos terrenos, tierra de todas las texturas y durezas, barro, vegetación, nieve, arena y piedras de todos los tamaños, ¡algunas veces todas en una sola salida!

Además, nos enfrentaremos a algo a lo que quizás no estemos muy acostumbrados hasta ahora, los metros de desnivel acumulado positivo y negativo, es decir largas subidas y bajadas, algo que cualquier Trail Runner tiene internalizado como parte vital de sus entrenamientos.

Las características del terreno (más o menos técnico) proporcionarán a nuestras salidas más dinamismo que en el asfalto, “Los entrenos por el cerro serán siempre entretenidos y mientas más duros sean mayor será la satisfacción”

El ritmo y técnica de carrera en el cerro

El ritmo en el Trail comparado con el running de calle es completamente distinto y generalmente más lento en promedio, dado que no es constante y tiene mucha variabilidad por los cambios de terreno y ondulaciones naturales de los cerros, es decir podemos pasar de subir una pendiente a 15 o 20 min/km llegar a una cumbre avanzar 100 metros y comenzar a bajar a 3.50 min/km en solo cosa de segundos!

Según lo anterior es muy importante saber que, si van a comenzar a correr en cerro, deben modificar su técnica de carrera y el tipo de entrenamiento, por tanto se debe poner atención a la velocidad, adaptándola al sendero, en el caso de la bajadas bajar el ritmo y en las subidas acortar el paso, mantener las espalda recta para así poder mantener el flujo de respiración, muy importante siempre es el fortalecimiento del tren inferior, Core y tobillos.

Equipamiento del Trail Runner

En el Trail a diferencia del running de calle la dificultad no solo está dada por la “Distancia” hay otros factores adicionales como los son el tipo de terreno, el desnivel, clima, inclinación, por lo tanto es importante ir bien equipado para poder afrontar cualquiera de estos temas.

Cuando hablo de equipamiento no solo me refiero a las zapatillas, muchas veces nos tocará enfrentarnos a temperaturas extremas, lluvia, barro, calor, nieve, por lo cual es muy importante ir muy bien preparado, los implementos básicos que todo Trail runner debe tener son, una mochila con sistema de hidratación, sistema de iluminación frontal, cortavientos, manta térmica y en lo posible un reloj con GPS, todos estos materiales en algún momento se echan de menos en la montaña cuando no los has llevado!

¡No es una buena opción ir al cerro con zapatillas de Running Calle, eso es arriesgarse a sufrir lesiones! Los caminos y senderos de montaña exigen un tipo de zapatillas especiales, deben ser resistentes, con buen grip y amortiguación, ¡existe una infinidad de marcas y modelos disponibles en el mercado!

 

Contacto con la Naturaleza

Correr entre árboles eternos, encontrarse con un zorro culpeo, ver cóndores a solo metros, escuchar el agua de una cascada o cruzar riachuelo son algunas de las experiencias que se puede vivir al hacer Trail. ¡La conexión con la naturaleza nos ofrece una gran cantidad de beneficios, nos inyecta energía y recarga las pilas!

Ir a la montaña siempre será toda una aventura, pues no se trata solo de correr. Podemos parar, relajarnos y descubrir paisajes y vistas que no habíamos visto antes, también nos permite aprender y conocer la flora y la fauna del lugar, y de todo aquello que observamos a nuestro paso.

Somos privilegiados de vivir en un país rodeado de montañas y cerros, creo que es un beneficio que algún día todo deportista, independiente de su nivel y/o disciplina debe aprovechar o a lo menos probar, los invito a descubrir este maravilloso deporte!

Fecha: 31 de julio, 2019
Autor:
Fuente: