Home » Columna HD
Cómo entrenar con tu perro para el trekking
Foto por: Revista Oxígeno
Cómo entrenar con tu perro para el trekking

Foto por: Revista Oxígeno

Te gusta que tu mascota te acompañe a todos lados? Los amigos de la Revista Oxígeno compartieron unos interesantes consejos para lograr hacer trekking en compañía de tu perro:

En las rutas de trekking cada vez encontramos más personas acompañadas por su fiel can. Por un lado es maravilloso, pero por otro también supone mayor presión sobre el hábitat y su vida salvaje. Además, no a todo el mundo les gustan los perros y no todo el mundo siente placer al compartir la ruta con un animal, por lo que llevar a nuestro compañero canino supone un extra de responsabilidad. Su educación y comportamiento serán claves a la hora de llevarlos ahí fuera.

El ABC del Trekking con perros
A Un comportamiento apropiado hacia todo el mundo en la marcha.
B Ten un repertorio básico verbal y de signos para comunicarte con él durante los trekkings.
C Controla sus impulsos y su respuesta a los estímulos que le lanzas, sobre todo cuando el animal se distrae a través de sus sentidos.

El comportamiento
Es vital que el perro sepa comportarse ante otros humanos. Debes tener control, por ejemplo, cuando se acerca alguien y tu perro tiene necesidad de saltar sobre él o jugar a su alrededor. Entrena esto en casa con palabras clave como “NO” y enséñale a mantener las cuatro patas sobre el suelo cuando consideres necesario.

Enséñale a permanecer quieto cuando estáis cargando el coche o saliendo de un recinto. Debería estar tranquilo hasta que le des la orden de ponerse en marcha. Crear el hábito de que esté sentado mientras sales de casa o le pones la comida será un importante ejercicio de control.

Opciones de entrenamiento
Hay muchos buenos libros sobre entrenamiento en bibliotecas y tiendas. Las dos mayores ventajas de entrenar a tu perro por ti mismo son mantener el control de lo que aprende y el coste mínimo que supone.

Habiendo dicho esto, muchos nuevos dueños pueden sentirse frustrados al no observar grandes progresos, incluso llegar a confundir a su perro, creando más malos hábitos que buenos. El tiempo y el dinero invertido en un entrenador profesional que le enseñe la obediencia básica y el hecho de aprenderlo en grupo te dará, por otro lado, una recompensa incalculable. A partir de los conceptos básicos, tu propio perro será capaz de ir controlándose por sí mismo. En general, este tipo de clases son más para entrenar a los dueños que a los propios animales.

Da mensajes positivos y recompensas y no caigas en que sea el perro quien acabe entrenándote a ti, mientras te acostumbras a sus malos hábitos. El concepto de que el humano es el “amo” y el perro el “dominado” es algo arcaico. Una buena relación debe basarse en la empatía y en las técnicas de refuerzo positivo. Tú y tu perro sois un equipo, para muchos una familia, y debes ejercer de líder con el ejemplo.

La importancia de ser consistente
La inconsistencia, en cualquier aspecto de la vida, desemboca en lo impredecible. Tus reglas y rutinas deben ser las mismas durante el trekking que en casa. “No” significa “no” en cualquier circunstancia. No querrás ver a tu perro rebelarse durante una ruta, poniendo su vida o la tuya en riesgo, o asustando a algún caminante inocente.

Ofrece una recompensa a tu perro cuando consiga algún logro o responda con buena actitud a tus órdenes. No uses su nombre cuando vayas a echar una reprimenda. Tu perro debe identificar siempre su nombre con algo positivo y con experiencias placenteras.

Dale órdenes claras y cortas. Frases como “date prisa” o “descansa” son mucho más efectivas que andar dándole diatribas constantemente y evitarás que mientras le hablas se distraiga concualquier cosa, perdiendo cualquier autoridad en ese momento. Trátale con entusiasmo, cariño y, sobre todo, como lo harías contigo mismo.

Fecha: 22 de febrero, 2018
Autor: Revista Oxígeno
Fuente: Revista Oxígeno
Compartir: